Los atributos de Dios: La omnipresencia

0

A esta perfección, también se le ha llamado “la inmensidad de Dios”. Sin embargo, nos centraremos en la palabra “omnipresente” porque la palabra “inmensidad” tiene una connotación de dimensiones y puede mal entenderse, porque Dios es infinito y no puede ser medido.

Sin lugar a dudas, la declaración más contundente de la omnipresencia de Dios la encontramos en palabras del rey David: ¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás. Si tomare las alas del alba Y habitare en el extremo del mar, Aun allí me guiará tu mano, Y me asirá tu diestra. (Salmos 139:7-10)

La convicción de la omnipresencia de Dios, abrumó a David al punto del asombro y la confusión. No había lugar donde David podía huir. No había lugar donde David pudiera esconderse. No había distancias ni lugares ocultos para el Señor. Su presencia en un lugar no provocaba su ausencia en otro, porque podía estar en el sur sin dejar de estar en el norte y estar en el oriente sin dejar de estar en el occidente. Dios estaba en todas partes y Su ser lo llenaba todo.

Sin embargo debemos hacer la distinción, que aunque Dios está presente en todo lugar, no siempre se manifiesta de la misma manera. En otras palabras, que Dios esté presente en todas partes no quiere decir que su bendición esta ahí, porque eso solo sucede cuando Él es agradado y honrado. Por ejemplo, Dios estaba en Sodoma y Gomorra y también en el tabernáculo del desierto. Pero es evidente que en un lugar se manifestó su ira y en otro su bendición.

Por lo tanto, debemos concluir, a manera de síntesis que la omnipresencia es el atributo en virtud del cual Dios está presente en todo punto del espacio con todo su ser, sin embargo actúa en forma diferente en diferentes lugares. Para concluir, debemos señalar que este entendimiento, debe llevarnos a considerar tres aspectos en particular. Primero, que al estar en todas partes, mi conducta debe honrarlo, pues estamos siempre delante de Él. Segundo, al recordar que Dios es omnipresente, podemos adorarlo en cualquier lugar. Y por último, esta convicción debe producir en nosotros una confianza de su cuidado y protección tal como lo prometió cuando dijo “…y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén” (S. Mateo 28:20) ¡Dios puede estar con nosotros, porque está en todo lugar!

Gerson Morey es fundador y editor principal de El Teclado de Gerson. El año 2013 y 2014 el blog fue reconocido por Premios Águila como el mejor blog cristiano. Asimismo colabora como consejero familiar en el Programa Radial “En familia” para la Nueva 88.3 y para CVC La voz radio.

Por: El teclado de Gerson

Share.

asdasdas