Un descubrimiento revela una sección subterránea del Muro de los Lamentos

0

Un descubrimiento sorprendente en Jerusalén, revela una sección subterránea del Muro Occidental, escondida por casi dos mil años. Al excavar, los arqueólogos también encontraron otra sorpresa – que se remonta hasta la antigua Roma.

Esto es conocido como el arco de Wilson. Arqueólogos cavaron debajo de esta área cubierta para determinar su edad.

“Estamos ahora bajo el Arco de Wilson, debajo de la sección masculina interior del Muro Occidental”, dice Tehillah Lieberman, arqueóloga de Autoridad de Antigüedades de Israel.

La excavación inició hace unos dos años.

“Perforamos esas vigas para apoyar el piso. Una de las metas principales de la excavación fue no interrumpir la actividad de oración”, dice Lieberman.

El arco de Wilson es una de las estructuras visibles e intactas del periodo del Segundo Templo.

Esto fue parte de un puente que sirvió como pasadizo para entrar al monte del templo.

Aunque su existencia no fue sorpresa, el sitio de las piedras enterradas por 1.700 años sí es digno de admirar.

Pero, bajo una calle, los arqueólogos encontraron una sorpresa.

“Lo más interesante que encontramos aquí es un edificio semi-circular, como un teatro”, comenta Dr. Avi Salamon, arqueólogo.

El Dr. Avi Salamon dice que es la primera vez en 50 años que un edificio público romano como este se ha encontrado.

“Por lo tanto, la importancia de la excavación es grandísima”, comenta Salamon.

También confirma la documentación de un teatro cerca del Monte del Templo.

“Esto nos muestra el cambio de la cultura de la ciudad de una ciudad judía centrada en el Monte del Templo… Jerusalén se convirtió en una colonia romana que tiene diferentes necesidades, diferentes usos, uno de ellos es la construcción de entretenimiento, edificios de ocio como esta estructura tipo teatro”, indica Lieberman.

Y hay más.

“Debajo, donde estaba el piso originalmente, expusimos el canal de drenaje que está hecho de piedra”, comenta Lieberman.

Lieberman añade que esto podría llevar a un destino interesante.

“Quizás incluso conecte al mismo canal de drenaje que conocemos en el Arco de Robinson y a la Ciudad de David, y si es cierto que posiblemente puede caminar debajo de la plaza del Muro Occidental de hoy, de la plaza al estanque de Siloé”, concluye Lieberman.

Arqueólogos esperan abrir el sitio para visitas en algunos años.

Share.

Leave A Reply

17 + tres =

asdasdas